5 errores comunes al entrenar en cinta de correr

Errores al entrenar en una cinta de correrEvita los errores más comunes que se producen cuando se entrena en las cintas de correr.

Ya conoces las razones por las que entrenar en una cinta de correr repercutirá de forma positiva en tu salud y los factores en los que has de fijarte si te decides a comprar una nueva cinta profesional para tu gimnasio. Pero, ¿conoces cuáles son los errores más comunes que se comenten al entrenar en estas máquinas fitness? Te proponemos un artículo de gran utilidad con el que aprenderás qué debes evitar a la hora de entrenar en una cinta de correr.

Correr en una cinta puede parecer un ejercicio físico fácil y sin excesivas complicaciones. Sin embargo, para evitar lesiones y lograr que nuestro rendimiento sea el óptimo tenemos que utilizar esta máquina de cardio siguiendo unas sencillas reglas. ¡Atento a estos 5 errores típicos que muchos usuarios realizan en sus entrenamientos en cintas de correr!

1. Saltarse el calentamiento: correr es considerado como un calentamiento en si mismo pero ir de 0 a 100 en pocos segundos nunca ha estado considerado como una buena forma de poner a tono nuestros músculos. Por eso, cuando te subas a una cinta de correr, comienza caminando lentamente y aumenta la velocidad progresivamente y de manera controlada durante los siguientes 5 minutos. Después de un breve espacio de tiempo y cuando el cuerpo te lo permita, intensifica la intensidad. No olvides que en el proceso de enfriamiento también debes empezar a trotar antes de terminar el ejercicio.

2. No entrenar siguiendo un plan: cuando queremos alcanzar un objetivo entrenamos de una forma mucho más eficaz. Te recomendamos que te marques una meta y que combines diferentes tipos de carrera para hacer cada sesión única.

3. Agarrarse a los laterales: al entrenar en cinta de correr no utilices las barras de la cinta como soporte. Si estás cansado o no aguantas el ritmo de carrera, disminuye la intensidad del ejercicio. Sujetarse a la cinta hace que parte del peso corporal se transfiera a los brazos por lo que reducimos la cantidad de calorías quemadas. Además al agarrarnos no braceamos y mantenemos una postura corporal inadecuada para correr.

Entrenar en cinta de correr

4. No usar toda la banda de la cinta de correr: por norma general solemos correr pegados a la parte delantera de la máquina, algo con lo que dificultamos el ejercicio y la movilidad de piernas y brazos. Intenta separarte y mantener la posición.

5. No controlar la respiración: nuestro cuerpo está preparado para dar respuesta a cualquier necesidad derivada de un ejercicio físico. Nuestros pulmones son capaces de incorporar por si solos el aire que necesitan. No obstante, lo mejor que puedes hacer para controlar tus respiraciones, sobre todo en el momento de recuperación, es inhalar profundamente por la nariz y exhalar siempre por la boca.

¿Qué otros errores piensas que se comenten al entrenar en una cinta de correr?, ¿te sientes identificado con los fallos de nuestra lista? ¡Escríbenos un comentario y cuéntanos qué te ha parecido este post!

Lucía Cacheiro
Lucía Cacheiro
¡Hola! Soy Lucía, la responsable de comunicación online de Rocfit. Mi experiencia profesional se encuentra enfocada al mundo digital y el marketing de contenidos y además, soy una gran apasionada del deporte y la vida sana. Con mis artículos podréis conocer las máquinas de gimnasio de Rocfit y qué ejercicios y entrenamientos se pueden realizar con ellas, las recomendaciones sobre salud y bienestar de nuestros entrenadores personales, consejos para una gestión de gimnasios eficaz y todo lo necesario para ser un buen profesional fitness. ¡Espero que os guste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Gestionas un gimnasio?

Descubre los mejores secretos de otros profesionales como tú en nuestra newsletter

Tu email está seguro con nosotros.