Por qué entrenar en una elíptica

elipticasLas bicicletas elípticas son máquinas de fitness cardiovasculares. Son fáciles de usar, fortalecen la musculatura, agilizan la pérdida de peso y, sobre todo, son favorables para la salud cardiovascular.

Todo esto es gracias al movimiento que realiza el usuario sobre ellas. Durante el entrenamiento, no sólo se trabaja el tronco inferior, sino que también el superior. Al entrenar en una elíptica estamos trabajando las piernas, espalda, hombros, pecho y brazos. Se trata de un ejercicio aeróbico y de fuerza.

Uno de los principales beneficios de entrenar en una elíptica es que no tiene un impacto negativo sobre las articulaciones, ya que los pies no se levantan de los pedales, evitando así el impacto que sufriría el usuario si estuviese corriendo.

Existen unas elípticas con zancada variable, es decir, el tamaño del paso se adapta a las preferencias del usuario. Este tipo de elípticas ofrece unas ventajas claras sobre las demás:

  • Son más cómodas para los usuarios, ya que ajustan la zancada a su paso y no están forzando una postura antinatural para ellos.
  • La altura de una persona es un aspecto clave a la hora de escoger una elíptica, por lo que al poder variar el tamaño de la zancada, se ajustan fácilmente a la altura de cualquier usuario.
    Para los gimnasios esto es un factor fundamental, ya que las personas que asisten al centro miden alturas distintas y, si no se sienten cómodas sobre la máquina, acabarán abandonando el entrenamiento.
  • También cabe destacar el hecho de que al poder variar el tamaño de la zancada, el entrenamiento es más motivador y personalizado. Esto es debido a que podemos alcanzar mejor los objetivos del entrenamiento de cada usuario variando la intensidad del entrenamiento.
  • Al hacer un movimiento diferente según el paso que tengamos, trabajamos diferentes músculos de las piernas. Podemos empezar un entrenamiento caminando con una zancada corta, donde trabajamos más los cuádriceps y glúteos, e ir aumentando la intensidad hasta correr con una zancada más amplia, donde tendrán más implicación los isquiotibiales.

Este es el caso de las elípticas profesionales de SportsArt Fitness, una de las pocas del mercado que tiene ajuste de zancada y que, además, puede hacerse cómodamente desde el maneral de la máquina sin necesidad de bajarse. Su rango de ajuste es el más amplio del sector y puede llegar a ser desde 17” a 19” (43cm-73cm), por lo que cualquier usuario, independientemente de su altura, se sentirá cómodo entrenando en una elíptica profesional de SportsArt Fitness.

rocfit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Gestionas un gimnasio?

Descubre los mejores secretos de otros profesionales como tú en nuestra newsletter

Tu email está seguro con nosotros.